volver

No es ciencia-ficción: son coches autónomos y Smart Cities trabajando juntos

El futuro de la automoción no son los coches, sino los servicios. Esta premisa fundamental supone una especie de revolución, o más bien un cambio de paradigma en nuestra sociedad a prácticamente todos los niveles. Seguramente podemos afirmar que hoy en día, el transporte individual mediante vehículos con motor de combustión interna define y a la vez restringe las posibilidades en nuestro mundo. En todos los estratos de la sociedad, el automóvil y, en general, los vehículos y el transporte marcan el camino a seguir. Esto va a cambiar gracias al boom de la conectividad global, y en ese cambio tendrán protagonismo absoluto los coches autónomos y las Smart Cities.

Ya lo comentamos en otras ocasiones: los coches autónomos serán coches conectados. A diferencia de lo que tenemos a día de hoy en las calles y en las carreteras, donde cada vez hay más coches conectados que disponen de ciertos automatismos, una vez que desembarque en nuestras vidas el coche autónomo la conectividad será total. Será en parte transparente para nosotros, simples ocupantes, ya que toda la comunicación bidireccional entre coche e infraestructura y con otros coches será independiente de nuestra voluntad.

En el pasado, el automóvil tuvo una importante influencia en el diseño de las ciudades, y estas fuero construidas de manera que los coches pudiesen tener espacio para ser estacionados, lugares donde repostar, y servicios habilitados para su mantenimiento… todo ello guiados por sus conductores humanos. Hasta las carreteras están diseñadas desde el punto de vista de un conductor humano, con carriles sobredimensionados, multitud de señales, y medianas de separación para evitar incidentes.

¿Cómo podría ser una carretera diseñada exclusivamente para coches autónomos? Pensemos que estos coches pueden (sobre el papel) circular separados por escasos centímetros a velocidades medias elevadas, tomando sus decisiones en pocas centésimas de segundo mientras las comparten con la “súper mente” que conformará todo el tráfico autónomo, y también la infraestructura. Posiblemente no van a ser necesarias las señales de tráfico en ese futuro, salvo las informativas para los humanos, como una salida o un lugar destacable al que podemos optar por ir (o sea, ordenar al coche que nos lleve).

Si vamos un paso más allá, tendremos que reconocer que la idea de un aumento considerable de la seguridad en carretera es posible, porque el 90%-95% de los accidentes tienen como causa un error humano. Además, hay que preocuparse por cómo va a cambiar la experiencia de conducción cuando no exista la conducción. La experiencia será más completa, y será una experiencia de transporte unida a la experiencia conectada: podremos trabajar, organizar la agenda, descansar o disfrutar de un rato de ocio mientras somos transportados.

Fuente: diariomotor.com

Solicitar información

Reserve su cita en el taller

de la manera más fácil

Solicitar cita ahora

Ofertas

Mercedes-Benz Clase C 220 d Avantgarde
Mercedes-Benz Clase C 220 d Avantgarde
KM: 15.779 | Año 2016
32.990 €
ver más
Reservado Mercedes-Benz Clase C 200 d
Mercedes-Benz Clase C 200 d
KM: 22.700 | Año 2017
29.990 €
ver más
TE PRESENTAMOS A TU NUEVO SOCIO
TE PRESENTAMOS A TU NUEVO SOCIO
Ahora tu Citan con 22% descuento y un año extra de garantía
ver más
CLASE A 200 d AMG STYLE
CLASE A 200 d AMG STYLE
Llévatelo con todo incluido por 199 €/mes*
ver más
Top Days Mercedes-Benz.
Top Days Mercedes-Benz.
VI Quincena del Vehículo de Ocasión.
ver más